¿ESTOY OBLIGADO A CONTRATAR SEGURO DE UN PERRO?. ¿CUANDO?.

Como habrán podido oír, el 29 de septiembre entra en vigor la nueva ley de bienestar animal, que obliga a los propietarios de perros a contratar un seguro de responsabilidad civil, algo que hasta ahora sólo estaban obligados aquellos que poseían un perro considerado de raza peligrosa, los demás propietarios quedaba exonerados de esta obligación.

Vista el crecimiento atroz de diversas mascotas en los distintos hogares, se ha tratado de regularizar su tenencia. En 2023, el número de perros y gatos registrados asciende a 15 millones, un aumento del 38% en los últimos tres años, según los datos de la asociación Afaac. De este total, 9,3 millones son perros.

Hasta la fecha, si un animal, perro o cualquier otra mascota, causaba un daño a terceros, era el propietarios quien, con su patrimonio respondía frente al perjudicado/a. El problema evidentemente nacia cuando el propietario se declaraba insolvente ante la reclamacion por lo daños y perjuicios causados, de ahí que la nueva ley imponga la obligación de contratar este seguro.

Como saben, el seguro de responsabilidad civil es una póliza que cubre el daño que puede provocar cualquier perro o mascota a terceras personas o cosas. Pueden ser tanto daños materiales o lesiones corporales a otra persona. La novedad, todo un acierto en opinión de Bufete Carmona – Abogados es que este seguro cubre no solo al propietario del animal por la responsabilidad civil que en su caso proceda sino también al poseedor ocasional. Es decir, también cubre a la persona que en un momento determinado saca a paseo el animal.

Como es natural en todo tipo de seguros, si el animal en cuestión causa un daños, será el seguro de responsabilidad civil contratado el que se haga cargo de los daños y perjuicios irrogados, siempre y cuando no se constate acto negligente alguno por parte de la persona que porte en ese momento el animal, como por ejemplo, tenerlo suelto, si correo, etc.

Esta cobertura de responsabilidad civil del perro puede encontrarse en algunos seguros de hogar, aunque, si no la incluye, puede pedirse como un extra, con la adición correspondiente en su prima anual.

Desde Bufete Carmona – Abogados se recomienda la contratación, ya sea con la adición correspondiente y partidas obligatorias en el seguro de Hogar o bien mediante seguro independiente, aunque parece que, si bien al prima es más elevada, parece que cubra otras eventualidades como la asistencia veterinaria, la de indemnización frente a pérdida o robo de la mascota, o la defensa jurídica en caso de denuncias en las que pueda estar implicado el animal. 

A parte de la de no estar en posesión del correspondiente seguro, que puede constituir una sanción de entre 500 a 10.000 euros, una vez entrada en vigor la nueva Ley, se penalizaran conductas tales como 

  • La no recogida de los excrementos del perro.  Aquí la cantidad es muy variable, ya que depende de cada ciudad, pero está entre los 60 y los 3.000 euros, de modo que no recoger las deposiciones de nuestro perro en la calle nos supondrá un buen disgusto.
  • Dejar al perro suelto sin supervisión puede costarnos muy caro, con la nueva ley se prevén multas de 500 a 10.000 euros por dejar al perro suelto sin supervisión por la calle
  • Si no comunicamos la pérdida del animal en 48 horas, se considerará abandono. En la actualidad ya es obligatorio identificar a los perros con chip, de forma que si se nos pierde o nos lo roban hay que notificarlo a las autoridades en un máximo de dos días. Si no lo hacemos así y lo encuentran estaremos incurriendo en una infracción grave cuya multa va de los 10.001 a los 50.000 euros

¿CUANDO DEBO TENER EL SEGURO?, TODAVIA NO

Esta obligación estaba previsto que entrase en vigor seis meses después de su aplicación en el BOE, es decir, este 29 de septiembre. Sin embargo, según un comunicado emitido por el director de la Dirección General de Derechos de los Animales, Sergio García Torres, la obligatoriedad de tener contratado un seguro de responsabilidad civil por tenencia de perros se retrasará más allá de esta fecha.

No resulta efectivamente aplicable hasta que se produzca el desarrollo reglamentario de dicho precepto. La Ley de Bienestar Animal necesitaba un reglamento específico complementario que tratara todas las características del seguro, de la formación y del registro estatal. Sin embargo, a menos de 15 días de que entre la ley en vigor, este reglamento no está disponible, el Gobierno en funciones no puede activar estas medidas.

Si tiene alguna duda en relación a este artículo, puede consultarnos al teléfono del despacho Bufete Carmona – Abogados, telf.. 952 70 06 86.